MethaneSAT, que se lanzará el mes que viene, es uno de los varios satélites que se están desplegando para vigilar las emisiones de metano en el mundo con el fin de localizar las principales fuentes de este invisible pero potente gas de efecto invernadero. Se trata de una asociación liderada por EDF, la Agencia Espacial Neozelandesa, la Universidad de Harvard y otras entidades.

Los datos del satélite estarán disponibles a finales de este año, y Google Cloud proporcionará las capacidades informáticas para procesar la información.

Google también dijo que creará un mapa de las infraestructuras de petróleo y gas, utilizando inteligencia artificial para identificar componentes como los tanques de petróleo. Los datos de MethaneSAT sobre emisiones se superpondrán al mapa de Google para ayudar a comprender qué tipos de equipos de petróleo y gas tienden a tener más fugas.

La información estará disponible en Google Earth Engine, una plataforma de análisis geoespacial, a finales de este año. Earth Engine es gratuita para investigadores, organizaciones sin ánimo de lucro y medios de comunicación.

Dejanos tu comentario